17 De Mayo, Día Internacional Contra La Homofobia, Transfobia Y Bifobia

Desde organismos de derecho público, como Administraciones Locales o Autonómicas, donde ya se están creando entidades que atienden a la diversidad afectivo-sexual, desde el asociacionismo/activismo, o desde el ámbito académico o laboral, las/os profesionales de la Psicología vamos generando conocimiento y buenas prácticas, en el sentido de la despatologización y no discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género. Tal y como la historia nos ha enseñado, para alcanzar una sociedad libre de estigmas discriminatorios, que perjudican a estas personas y a toda la sociedad, hemos de seguir promoviendo el estudio de la diversidad de géneros, y trabajando desde la praxis profesional, por la visibilización y defensa de los derechos las personas LGTBI. Es necesario, más que nunca y en previsión de las consecuencias que provoque la pandemia que estamos sufriendo, en todos los ámbitos, que se reconozca y fortalezca el papel de la educación en la formación del respeto a los derechos humanos. “La sociedad española es mayoritariamente una sociedad diversa y respetuosa con los derechos de las personas LGTBI, que lucha contra las discriminaciones por razón de orientación sexual, identidad de género, expresión de género o características sexuales. Por eso, de acuerdo con los últimos estudios disponibles, España se sitúa entre los países donde las personas LGTBI se sienten más libres y seguras para ser y expresarse en todas sus dimensiones. Abordar las desigualdades y no dejar a nadie atrás, garantizando la igualdad de derechos de todas las personas, son los pilares de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

En junio de 2011 el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó una resolución reconociendo la igualdad de derechos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales . Desde entonces hasta la actualidad son muchos los países en los que se han producido cambios legislativos que han reconocido los derechos de las personas LGTBI. Muchas han sido las personas, en su mayoría jóvenes, que utilizando sus redes sociales han denunciado la situación tan compleja que estaban viviendo en sus casas, llegando incluso a plantearse quitarse la vida. Este periodo de confinamiento está sacando lo mejor como sociedad, pero también, en muchas ocasiones, lo peor. Los delitos de odio en el hogar durante el confinamiento han sido más habituales de lo que nos gustaría pensar.

Día Internacional De La Mujer

A medida que procuramos recuperarnos de la pandemia para mejorar, hemos de tomar medidas concretas para derogar las leyes discriminatorias, abordar la violencia y la discriminación basadas en la orientación sexual, la identidad de género y las características sexuales, y combatir las verdaderas causas de tales injusticias. Desde que comenzó la pandemia, las Naciones Unidas han documentado un empeoramiento de la discriminación, la violencia y el discurso de odio contra las personas LGBTIQ+, su exclusión social y económica, la estigmatización que sufren y los obstáculos que les impiden acceder a la atención sanitaria, la educación, el empleo y los servicios básicos. También hemos observado preocupantes intentos de revocar las protecciones jurídicas y sociales de los derechos humanos fundamentales de esas personas. De suma importancia ha sido la legislación autonómica, en relación con el reconocimiento y la no discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género, garantía de derechos, igualdad de trato, o la realización de acciones educativas de visibilidad y no discriminación de personas LGTBI o sus familiares, aunque en algún caso, se haya quedado en mero propósito, por no implementarse de manera efectiva o no disponer de una adecuada financiación. Esta declaración institucional, por tanto, parte de la constancia de que la discriminación, el odio y la intolerancia basadas en la orientación sexual, la identidad y expresión de género o las características sexuales de las personas siguen siendo una realidad, tanto en el ámbito nacional como internacional. Por otro lado, se siguen oyendo historias de personas de este colectivo que han sufrido acoso, violencia u otros tipos de incidentes por su orientación sexual.

día internacional contra la homofobia la transfobia y la bifobia

Un dato desgarrador que se traduce en que la LGBTfobia sigue existiendo en nuestra sociedad y por eso, altavoces como los de Elliot Page, Rupaul, Miley Cyrus o Jojo Siwa son supernecesarios para dar visibilidad a diferentes historias, así como la lucha por parte de la sociedad. En efecto, en España siguen existiendo numerosos obstáculos que impiden que la igualdad legal se convierta en una igualdad actual y efectiva. Ello, además, en un momento en el que se observa un cuestionamiento y retroceso en lo que se refiere a la protección de los derechos de las personas LGTBI. Una jornada que sirve para visibilizar y denunciar la discriminación que sufren todas aquellas personas con roles sexuales muy diferente a los convencionales. Además, los problemas asociados e injustos que padecen este colectivo tienen relación directa con los ODS que defiende y apoya la Fundación Vencer el Cáncer.

Películas Que Tratan Temas De La Homofobia Dentro De La Sociedad

Según el último informe del Ministerio del Interior, confeccionado por la Oficina Nacional de Lucha Contra los Delitos de Odio, los delitos de odio por orientación sexual e identidad de género suponen la tercera causa del whole de delitos de odio y han aumentado un eight,6 % respecto a 2018. La promoción de la igualdad de las personas LGTBI obliga a la puesta en marcha de medidas específicas en diversos ámbitos, por ejemplo, para prevenir y erradicar el acoso homofóbico y transfóbico, para impulsar las políticas de gestión de la diversidad en el ámbito laboral, o para fomentar la inclusión sociolaboral de las personas trans. A día de hoy, más de 70 países condenan la homosexualidad y los actos sexuales entre personas del mismo sexo con penas prisión, y en algunas de ellas de muerte. A pesar de todo lo avanzado, a día de hoy, los datos nos muestran que incluso en los países más igualitarios las personas LGTBI siguen sufriendo elevados niveles de discriminación, tal como ha puesto de manifiesto la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea en su macroencuesta realizada durante el año 2019.

Por otro lado, la transfobia y la bifobia se definen como el miedo y la falta de aceptación que tienen algunas personas frente a los transgénero, los llamados bisexuales.

En diversas partes del mundo, las personas LGBTIQ+ sufren discriminación solo por ser quienes son, situación que se está viendo agravada por la pandemia de COVID-19. Es un movie autobiográfico, donde se cuenta la vida de Teena Brandon, quien desde muy niña fue víctima de abusos sexuales dentro del núcleo acquainted. Una vez llegada a la adolescencia resolve llevar la vida de hombre y se cambia el nombre a Brandon Teena y con ello su orientación sexual, donde comienza a vivir un romance con una mujer y a partir de allí, su vida cambia para siempre. Actualmente vivimos en una sociedad donde la discriminación por raza, religión o condición social está a la orden del día. A pesar de los años y los avances que ha alcanzado el hombre, siguen existiendo personas que condenan a sus semejantes por pensar, sentir y actuar de forma diferente a lo que tradicionalmente se ha establecido como norma de pensamiento y comportamiento social. Todavía queda mucho por recorrer, pero hoy celebramos la diversidad y nos unimos a la reivindicación de los derechos de las personas, independientemente de su orientación o identidad.

¿para Qué Sirven Los Días Internacionales Y Mundiales?

Este tipo de relaciones siguen siendo ilegales, además, en el 35% de los estados que forman parte de la Organización de Naciones Unidas. Por eso, la no discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género es una de las prioridades de la política exterior española en materia de derechos humanos. Por todo lo anterior, los poderes públicos deben implementar políticas decididas que, desde el respeto a los estándares internacionales de derechos humanos, promuevan la igualdad actual y efectiva de las personas LGTBI y la lucha contra toda forma de discriminación. Es necesario concienciar al conjunto de la ciudadanía y poner en valor la diversidad sexual, de género y acquainted, desde el convencimiento de que las sociedades inclusivas, igualitarias, solidarias y tolerantes son también más fuertes y resilientes. La cohesión social pasa necesariamente por la apuesta por la cultura de la diversidad y la no discriminación frente a la del odio y el prejuicio.

Estos ataques LGTBIfóbicos, no los sufren solo personas jóvenes sino de todas las edades, y con el confinamiento, el convivir en domicilios que no te respetan por tu identidad de género o tendencia sexual ha supuesto una tortura mayor que para el resto de la ciudadanía. No en vano, la Constitución Española establece en su artículo 9.2 un mandato dirigido a los poderes públicos para promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas, así como para remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud. La protección de los derechos de las personas LGTBI encuentra anclaje en nuestra norma fundamental en la dignidad de la persona y el libre desarrollo de la personalidad, como fundamento del orden político y de la paz social, así como en los derechos a la integridad física y ethical, y a la intimidad private y familiar.

Tal día como hoy, un 17 de mayo de hace treinta años la Organización Mundial de la Salud dejó de definir la homosexualidad como enfermedad mental, no siendo hasta 2018 cuando la OMS retiró de su clasificación de enfermedades (CIE-11) el termino transexual, para sustituirlo por el de “discordancia de género” (disforia de género en el DSM-5), lo cual que no deja de seguir siendo patologizante para estas personas. La existencia de partidos políticos que cuestionen el matrimonio igualitario, que va a cumplir 15 años, o determinados derechos conseguidos para las personas LGTBI, es otra de las formas que adopta la LGTBIfobia. “Quizás la más preocupante, ya que viene de la mano de personas que tienen la posibilidad de promover leyes en diferentes ámbitos. Sin duda, ese tipo de leyes contra los derechos conquistados supondría un paso atrás enorme como sociedad”, concluye Trapero.

Actualmente, las acciones son coordinadas mundialmente por el Comité IDAHO, con sede en Paris, desde donde también conciencian sobre la situación que aún enfrentan las personas con diversas orientaciones sexuales, identidades o expresiones de género, en 2021. Aunque el 17 de mayo de 1990 la homosexualidad se eliminó de la Clasificación internacional de enfermedades de la Organización Mundial de la Salud , las relaciones entre personas del mismo sexo se siguen criminalizando en 70 países, de los cuales cinco todavía aplican la pena de muerte a los homosexuales. Una discriminación que se ha visto incrementada por la situación excepcional de pandemia precise, al haberse agudizado, para las personas LGTBI, su situación de aislamiento. Lo que ha hecho que se vuelvan más vulnerable a sufrir los efectos de una discriminación que ya era previa o latente, con conflictos en el entorno familiar o vecinal.