Animales Que Viven Bajo Tierra

Una de las dos poblaciones de rata topo estudiadas en Hungría vive en una zona a las afueras del Parque Nacional de Kiskunsági que pronto podría acoger una nueva planta de energía solar. Otra población habita a lo largo de la frontera entre Hungría y Serbia, punto en el que el gobierno húngaro ha erigido una valla para disuadir a los refugiados que pretenden entrar en el país. “Es extremadamente difícil encontrar un hábitat adecuado para estos animales; hemos tardado un año para localizar este”, dice Csorba. La especie requiere un tipo muy específico de suelo, clima y vegetación, que a menudo ya está cultivado. La búsqueda activa de invertebrados en los diferentes hábitats subterráneos de las Islas Canarias no solo permite el descubrimiento de nuevas especies, sino que también proporciona datos sobre la distribución de las raras o poco conocidas. La incorporación de información precisa sobre su distribución en bases de datos como el Banco de Datos de Biodiversidad de Canarias es de gran importancia.

Curiosamente, la tierra no les entra en la boca mientras agujerean porque están dotadas de un pliegue protector que cierra la apertura de la boca. Las cuatro nuevas especies pertenecen al grupo de los colémbolos, invertebrados artrópodos parientes de los insectos, los arácnidos o los crustáceos. Tienen esqueleto externo y apéndices articulados y cuentan con un órgano que les permite saltar, denominado furca. En algunas zonas se crean humedales costeros donde se combinan tierra y agua dulce y salada. En muchas zonas del planeta se crean charcas, lagunas o lagos en ambientes secos.

El Antes Y Después Del Valle De Aridane Por La Erupción Del Volcán De Cumbre Vieja

Aquellas especies que viven bajo tierra son conocidas como ‘edáficos’ y en algunos casos no salen a la superficie salvo en contadas ocasiones. Estos animales subterráneos se han podido adaptar a la falta de luz y oxígeno de forma tal que incluso algunos nacen con los ojos cubiertos de piel. La construcción de las vallas para evitar la entrada de refugiados en Hungría está amenazando a una de las especies de mamífero más raras del mundo, una rata topo que, con apenas four hundred ejemplares vivos, habita en la zona de los Balcanes. Según publica la revista de divulgación científica New Scientist, además de la construcción del cercado, el pequeño roedor tiene que hacer frente a la posible edificación de una planta photo voltaic. Los investigadores han intentado durante años capturar más ejemplares de estas especies para basar sus descripciones científicas en la mayor variabilidad morfológica posible, pero ha sido en vano.

Hallar estas especies de vida subterránea es, a menudo, cuestión de suerte, lo que siempre deja la duda de si realmente son raras o si, por el contrario, son abundantes pero complicadas de encontrar por vivir en un hábitat tan difícil de muestrear. “Se trata de un ambiente de oscuridad total, con un humedad del one hundred pc, temperaturas muy bajas y agua fría omnipresente”, explica a ELMUNDO.es Sofía Reboleira, la investigadora de la Universidad de Aveiro que bajó a las profundidades de esta cueva durante el verano de 2010. Reboleira, de 31 años, descendió a dos kilómetros de profundidad junto a Alberto Sendra (53 años), biólogo del Museo de Ciencias Naturales de Valencia. Los zoólogos de la Universidad de Navarra Enrique Baquero y Rafael Jordana también forman parte del equipo que firma este artículo.

Tras consultarlas, las acciones que realicen los gobiernos locales en zonas naturales podrán tener en cuenta las especies subterráneas que residen en ellos, un tipo de fauna especialmente sensible a la transformación de sus hábitats. No tienen ojos, carecen de pigmentación y con su minúsculo tamaño (entre 1 y 4 milímetros) sobreviven en uno de los ambientes más inhóspitos de la Tierra. Una expedición hispano-rusa ha encontrado cuatro nuevas especies en la cueva Krubera-Voronya, situada en la región de Abkhazia (República de Georgia) cerca del Mar Negro.

Tierra F

Este grupo de científicos lleva décadas estudiando la biodiversidad del medio subterráneo de Canarias y ha demostrado con sus publicaciones su inesperada riqueza y diversidad, fuente de futuros descubrimientos. Se trata de una fauna complicada de estudiar, no sólo porque vive bajo tierra, sino también porque en apariencia presentan poblaciones poco numerosas, salvo excepciones, lo que aumenta la ya de por sí difícil labor de captura de ejemplares. El uso de sistemas de muestreo desarrollados específicamente para ello, las horas de trabajo y el entusiasmo por descubrir y dar a conocer esta biodiversidad son la clave del éxito de estos investigadores. El inquilino más aislado ha sido bautizado como ‘Plutomurus ortobalaganensis’.

Este artrópodo vive a nada menos que 1.980 metros bajo la superficie terrestre. “A menos profundidad se han encontrado otros animales, que están siendo estudiados por otros zoólogos. Para construir sus madrigueras, las ratas topo son capaces de excavar a four metros de profundidad túneles de más de one hundred metros con grandes ramificaciones. Los túneles más pequeños os usan para almacenar raíces y bulbos de plantas o tubérculos.

El estudio, publicado en el último número de la revista Nature, aporta una nueva perspectiva sobre la riqueza y diversidad de la vida bajo la superficie del planeta. TraductorTraduce cualquier texto gracias al mejor traductor automático del mundo, desarrollado por los creadores de Linguee. “A lo largo del desarrollo vertical de la cueva hay varios campamentos subterráneos donde los espeleólogos pueden descansar, comer y dormir, para seguir explorando”, señala. Los otros tres artrópodos fueron localizados a menos profundidad y han sido catalogados como ‘Anurida stereoodorata’, ‘Deuteraphorura kruberaensis’ y ‘Schaefferia profundísima’. Las larvas son muy voraces y realizan una rápida fragmentación de los residuos del compost.

Descubierto El Animal Que Vive En Lo Más Profundo De La Tierra

Para sobrevivir en un ambiente tan inhóspito, caracterizado por la falta de luz y la escasez de alimentos, estos animales han desarrollado una serie de características especiales. El gerbil de Mongolia o Gerbasio es un mamífero roedor de pequeño tamaño, comparable a una rata, que vive en áreas secas y arenosas de China y Mongolia. Durante el día descansa y se protege de los peligros en madrigueras muy profundas excavadas en la tierra.

Cuando pensamos en vida bajo tierra, automáticamente se nos viene a la mente la imagen de un topo -foto que abre este artículo- con sus ojos pequeños y casi ciegos, sus patas ‘que miran hacia atrás’ y su largo hocico. Los resultados de la investigación indican que los ecosistemas bajo la superficie terrestre son más complejos de lo que se aceptaba hasta ahora, y pueden entrañar importantes implicaciones en la búsqueda de vida en otros planetas. Hasta ahora, sin embargo, los científicos pensaban que las criaturas multicelulares no podían vivir en ese ambiente debido a las altas temperaturas, la falta de oxígeno y de espacio que se dan en las grandes profundidades. Los topos comunes cavan túneles utilizando sus extremidades anteriores, pero las ratas topo, unas increíbles excavadoras, lo hacen usando sus incisivos.

Dos de estas nuevas especies, cuyas características se publican esta semana en la revista ‘Terrestrial Arthopod Reviews’ , son los artrópodos encontrados a más profundidad. Ya que hablamos del alimento de los topos, también nos referimos a él porque se trata de otro de los animales subterráneos más conocidos. Las lombrices de tierra pertenecen a la familia de los anélidos y son capaces de excavar galerías en busca de comida.