Consejos Para Hacer Una Buena Exposicion

No se trata de demostrar lo esencial que eres, sino de hacerles ver lo esenciales que son ellos/as. Poniendo SlideShare en la lista blanca de su bloqueador de anuncios, está apoyando a nuestra red social de creadores de contenidos. Diviértete con acceso a millones de ebooks, audiolibros, revistas y considerablemente más de Scribd. Evítate inconvenientes e introduce el vídeo en PowerPoint, desde Insertar – Vídeo.

Piensa en cuáles tienen la posibilidad de ser sus intereses, qué buscan en una buena presentación oral…y dáselo. Es dependiente de cada sujeto, del tema a exponer, de la actitud del público… El éxito de una presentación oral depende de varios causantes, pero si hay uno que se puede supervisar con relativa certeza es la preparación del ponente. Repasar 10 ocasiones el alegato, interactuar con el público o proteger tu lenguaje corporal, son algunos de los consejos que sugieren los especialistas. Si deseas leer mucho más productos similares a Cómo hacer una aceptable exposición oral en clase, te aconsejamos que ingreses en nuestra categoría de Capacitación.

Hemos Actualizado Nuestra Política De Intimidad

Las transiciones y animaciones distraen del contenido de la charla y se hacen especialmente pesadas cuando se abusa de ellas. Es difícil resistirse a la tentación de emplear los efectos más impresionantes, lo sé, pero al menos procura reducirlas tanto como logres. Huye de los cliparts y de las imágenes de stock que no has comprado y por consiguiente tienen dentro la marca de agua encima. Los cliparts se quedaron muy anticuados y causarán una mala impresión con independencia del contenido de tu charla. Si has ignorado el consejo anterior y has usado fuentes no estándar en tu presentación (quizá por el hecho de que es la tipografía oficial de tu empresa), entonces cerciórate de que el PPT se verá igual en cualquier PC incrustando las fuentes en el fichero. Aunque nos vamos a centrar en el programa de presentaciones de Microsoft Office, varios de los próximos consejos te servirán asimismo si usas Apple KeyNote o elecciones a PowerPoint como Google+ Slides o Impress, de LibreOffice.

consejos para hacer una buena exposicion

Si seguís estos 6 pasos para realizar una exposición oral vais a tener bastante ganado a la hora de el jurado que va a valorar tu exposición oral lo haga de manera efectiva. Y se lo andas contando a alguien que va a oír varias en un breve período temporal. Y, si vas a resaltar esa idea sobre la que has articulado toda la programación, que sea con diferentes argumentos, ejemplificaciones y palabras.

Lenguaje No Verbal

Habitualmente utilizamos gráficos recién sacados de Excel tal cual, lo cual supone que tienen dentro muchos más datos de los rigurosamente necesarios para la presentación. Charlábamos antes de facilitar el artículo, y una de las formas mucho más eficaces de hacerlo es hacer listas. Las listas con viñetas son muy eficientes, pero procura reemplazarlas por listas numeradas. Te hará la vida más simple a ti y a quienes están asistiendo a la presentación. Antes de ponerte manos a la obra en PowerPoint, crea un guión pormenorizado de todo lo que vas a tratar en la presentación.

consejos para hacer una buena exposicion

Se ha descuidado la enseñanza de las capacidades necesarias para trabajar en equipos de trabajo o trasladar mensajes de una forma efectiva y eficaz. Si bien tu argumentación sea impecable, tu misión principal es que retengan la información más esencial, por lo que es una buena idea repetir durante el speechel mensaje principal de forma clara y breve. Gallo afirma que practicar el alegato diez veces puede distinguirte de tus competidores ; además elevará tu seguridad, tanto en ti mismo como en tu discurso; y va a ayudar a prosperar tu lenguaje corporal, un considerable aliado. En el momento en que llega el momento de dar un alegato o llevar a cabo una presentación oral ante el público, bastante gente tienden a ponerse muy inquietas, titubear, o incluso llegar a desarrollar lo que se conoce como “pavor escénico”.

Es más, es algo totalmente esperable, dadas las circunstancias, y de ello son conscientes los integrantes del tribunal. Tanto si sois especialistas comunicadores, como si la fácil idea de charlar el público os causa pavor, debéis prepararos la presentación hasta el momento en que os salga de carrerilla… y parezca natural. La conclusión es también una sección fundamental de la presentación, cuando concluyes, tus oyentes, tienen la sensación que a lo largo de tu segmento aprendieron cosas esenciales y sostendrán la información compartida.

Esto les va a ayudar a pulir esos últimos fallos y a crear esa falsa naturalidad que impresionará a nuestros oyentes. Y es aquí, sabiendo de la necesidad y la contrariedad de realizar una buena presentación oral en el momento en que la presión es molesto y el duro y completo trabajo de bastante tiempo está en juego, donde se enmarca el presente artículo. Puedes hacer unas tarjetas con las ideas clave para repartirlas al final, o incluso algún objeto o prototipo que ayude a los que han acudido a recordarte y al fin y al cabo se lleven una buenísima impresión. Los oyentes se distraerán menos si sienten que pertenecen a tu alegato y va a ser más fácil mantenerlos concentrados hasta el desenlace, conque tómate tu tiempo en ver uno a uno a todo el público de la salón, o por lo menos a las primeras filas. La idea es que este mensaje perviva en la cabeza de los oyentes, por lo tanto, según Universia deberás al menos repetirlo 3 ocasiones a lo largo de tu exposición. Esta es una de las mejores tácticas tanto para revisar la efectividad de tu discurso (si ha calado en el público) para resolver dudas que se hayan podido crear a lo largo de la narración.

Tampoco hablamos de estar estático en la tribuna, si no que tus gestos y expresiones vayan en consonancia con las expresiones que estas pronunciando dando mayor énfasis en esos instantes del alegato donde sea necesario. Una presentación no puede ser bastante corta porque, si es buena, logrará que los oyentes hagan preguntas y la alarguen? Kawasaki apunta que para dinamizar una exposición no debe haber mucho más de 10 diapositivas, tampoco tener una duración mayor a 20 minutos, ni que el tamaño de letra empleado sea inferior a 30 puntos. También es positivo que nos movamos o que adoptemos una expresión corporal relajada y abierta e incluso que interactuemos con nuestro público haciendo preguntas fáciles.

consejos para hacer una buena exposicion

Si ya empezaste con la presentación, no poseas temor de reordenar pantallas a posiciones que tengan mucho más sentido, aunque comprueba después que no se haya roto la continuidad y todo prosiga teniendo sentido. En primer lugar recordémosles el beneficio que obtendrán ellos y la organización, o sea, cerremos el círculo. La audiencia va a saber apreciar el aspecto y la consideración que queremos tener hacia ellos.

Visualizaciones

Llevar a cabo una aceptable exposición no significa recitar las cosas como un papagayo. Hay que llevar a cabo pausas, respirar y ofrecer sentido a eso que decimos con la entonación correcta y, de ahí que, lo que mucho más nos va a ayudar es ir repitiendo cada tarjeta en voz alta según avanzamos la presentación y grabarnos en vídeo al tiempo. Para esto puedes utilizar herramientas como PowerPoint, Prezi o incluso un vídeo en Vimeo para guiarte a mostrar tu presentación.

La audiencia debe ser capaz de proseguir la lógica de nuestras ideas. Dejemos claro qué beneficios van a conseguir con el contenido de la ponencia. Nuestro primordial propósito debe dirigirse específicamente a los intereses de los oyentes no a escucharnos a nosotros. El almacenamiento o acceso técnico que es empleado de forma exclusiva con objetivos estadísticos. Huelga decir que hacer adecuadamente la presentación es más esencial que la redacción, por lo que debemos dominarla -y dominarnos- perfectamente. De esta forma vamos a poder vernos y escucharnos, corregir la forma de hablar o los movimientos e inclusive mostrárselo a otros para que nos hagan sugerencias.

Consejos Para Crear Mejores Muestras De Powerpoint

Así que antes de acabar la intervención, procuremos dejar un óptimo recuerdo de ella. Llevar a cabo un óptimo cierre de la presentación y sintetizar las principales conclusiones. Nadie se engancha si en un curso sobre actualización normativa, por servirnos de un ejemplo, se comienza por contar los artículos y la novedosa regulación que contienen y no se explica por adelantado que problemas se pretenden corregir. A veces no está claro lo que nos procuran decir o enseñar, ni tampoco en el final somos capaces de priorizar los contenidos más importantes.