Si No Actualizas Tus Aplicaciones, Puedes Poner En Peligro Tu Privacidad

Teniendo en cuenta que más de la mitad de los usuarios planea mantener su dispositivo actual durante tres o cinco años más, según datos de una encuesta realizada por TheNextWeb, esta cifra irá creciendo cada año. Mejorar la seguridad es una de las razones por las que se actualizan los teléfonos móviles. En ocasiones, cuando hablamos de aplicaciones en concreto, algunas de ellas no permiten su uso si no se ha instalado la última versión. Una actualización requiere mayor espacio en la memoria del teléfono y teniendo en cuenta que muchos modelos ya no tienen opción a usar tarjeta SD, el espacio en memoria es algo valioso.

Pero no deberás preocuparte de nada, ya que siguiendo los pasos descritos anteriormente puedes estar seguro de que todo el proceso irá perfectamente y sin complicaciones. Otro punto importante es no olvidar de cargar el móvil previamente y así tener la carga suficiente para aguantar todo el tiempo de instalación de la actualización. Con esta aplicación podrás realizar copia de seguridad de todo aquello que te interese y podrás guardarla en la nube, evitando de esta forma perder cualquier información. Para realizar una copia de seguridad puedes conectar directamente tu dispositivo Android al ordenador y copiar las carpetas que más te interesen, o si no, también existen algunas aplicaciones que realizan este paso directamente y sin complicaciones, como por ejemplo, Avast Mobile Backup. Una de las cosas que hay que hacer antes de nada es, una copia de seguridad de todo aquello que no quieras perder por nada del mundo. Seguro que no es la primera vez que escuchas esto, pero es que es muy necesario tener copias de seguridad actualizadas.

Otras Webs De Unidad Editorial

En muchas ocasiones también es recomendable realizar un borrado tanto de la caché como de los datos del usuario, por lo que de esta forma se empieza desde cero a la hora de actualizar. Esto generalmente se realiza antes de actualizar tu terminal Android de forma manual, pero no se debe descartar en el resto de los casos. Cada dispositivo permite estas opciones de forma diferente, pero generalmente se accede al menú necesario apagando el teléfono o pill y reiniciando con los botones de encendido y volumen abajo.

Sin embargo, el dato podría ser peor, puesto que la inmensa mayoría de aplicaciones que hay disponibles en Play Store tienen errores de programación que podrían ser utilizados como vectores de ataque. Aun así, no se trata de un dato especialmente preocupante, puesto que de los más de cuatro millones de apps que hay disponibles en Google Play y App Store, solo se usa masivamente un pequeño porcentaje de ellas que no llega ni al 10%. Una vez hayas marcado esta opción serás tú el que vaya a controlar manualmente qué apps quieres que se actualicen. Eso sí, te recomiendo que vigiles frecuentemente todo lo que hay pendiente, puesto que será importante, aunque más adelante os explicaremos el por qué. Al ser un acto que se realiza con bastante asiduidad y es muy común, poca gente le presta la atención e importancia que verdaderamente necesita.

Volver A La Versión Anterior

Y es que, teniendo en cuenta el desconocimiento sobre la importancia de estas «actualizaciones fantasma» de gran parte de sus usuarios, es importante que faciliten información precisa sobre el «contenido» o las novedades de la actualización. Y sí, son las tiendas de aplicaciones las grandes responsables, puesto que son las que garantizan para estos detalles el espacio necesario que necesitan los desarrolladores. De hecho, ¿no recuerdas haber actualizado alguna aplicación en la que, al volver a abrirla, no has encontrado absolutamente nada nuevo? Pues, probablemente, esta pudo ser una de las actualizaciones más importantes de esa aplicación. Uno de los problemas, que ya os veníamos comentando, es que el hecho de tener ciertas aplicaciones sin actualizar en nuestro dispositivo móvil está muy relacionado con la seguridad del dispositivo. Es decir, que se cuele un virus o malware a través de la aplicación que pueda infectar por completo el terminal.

Algo que ha sucedido en varias ocasiones con Twitter, que ha cambiado en innumerables ocasiones las distintas funciones que ofrece a sus usuarios. Un dispositivo no deja de funcionar por tener una versión antigua de la capa de fabricante, pero sí pierde un valor que debemos reclamar como usuarios. Las marcas no sólo deben prestar atención a los modelos recientes y a los futuros, también al fondo de su catálogo. Tener al día las aplicaciones también es muy importante, en especial aquellas que vienen preinstaladas en el teléfono. Además, los servicios de Google Play se actualizan, la propia tienda también, igual que el resto de software del dispositivo. Durante el proceso de actualización tan solo es necesario tener paciencia y calma, ya que puede durar unos cuantos minutos, dependiendo de cada actualización.

que pasa si no actualizo las aplicaciones de android

La mayoría de los problemas relacionados con las aplicaciones de terceros se pueden solucionar al actualizar la aplicación o el teléfono. Si esto no resuelve el problema, lo más possible es que se resuelva con la próxima actualización de la aplicación. En ese momento se optimizará para la nueva versión del software program Android que se ejecuta en el dispositivo. Si sigues teniendo problemas, ponte en contacto con el proveedor de la aplicación de terceros.

De esta forma, aunque el usuario no vaya a percibir ninguna modificación en el uso regular de la aplicación, sí puede conocer la importancia de la actualización. Los usuarios de ordenador, a menudo, reciben notificaciones para actualizar sus programas. Sin embargo, la llegada y popularización de los sistemas operativos móviles ha hecho más dinámico y frecuente este «proceso de actualización». Además, no llevar a cabo las actualizaciones puede ser sinónimo de exponernos a serios problemas de seguridad. Eso sí, en algunas ocasiones hay desarrolladores que aplican una actualización forzosa, que consiste en cotejar la versión de la aplicación que tienes instalada en el momento de abrirla y si detecta que es antigua, restringe o prohíbe el uso de la misma. Actualizar las apps no es siempre la mejor opción, ya que es bastante común que muchos usuarios se quejen de los cambios que se han realizado en diversas aplicaciones debido a las actualizaciones, y que no les agrada.

Aplicaciones Que Dejan De Funcionar

Además, no es difícil encontrar opiniones contrarias a estos ritmos tan frecuentes de actualización, una opinión que manifiesta el desconocimiento de lo positivo de este hecho con respecto a la seguridad del usuario. La mayoría de las apps que tenemos en el móvil liberan actualizaciones de forma muy common. Lo hacen tan a menudo que muchos usuarios deciden no instalar las últimas versiones porque saturan la memoria de sus teléfonos. Sin embargo, esta práctica no es nada recomendable, pese a que cada vez es más ordinary. Por lo que, en la mayoría de las ocasiones, cuando se dan estas actualizaciones es porque los fabricantes han decidido sacar ciertos parches para solucionar agujeros de seguridad. Por ello, una buena opción para no estar pendientes de sus actualizaciones es contar con la opción de actualizaciones automáticas activada.

Es un proceso algo delicado, por lo que mejor no hacerlo si se tienen dudas (además, se borra toda la información, por lo que la copia de seguridad tiene que hacerse antes). Lo primero que deberás hacer será desinstalar la aplicación que da fallos o que no funciona bien en tu terminal. Tras esto, y siguiendo los pasos anteriores, desactivaremos las actualizaciones automáticas en la retailer de Google. Después, desde la página de la aplicación en cuestión, habrá que presionar los tres puntos situados en la parte superior derecha y quitar la opción Actualizar automáticamente. No obstante, es importante saber que desde Google Play no se puede acceder a las versiones anteriores, por lo que tendrás que buscarlas en tiendas alternativas o repositorios de aplicaciones. Sin duda, en cuanto a la seguridad del terminal, tener actualizado el sistema operativo es más importante que las aplicaciones en sí.

Lo Que Nunca Debes Olvidar Antes De Actualizar Tu Terminal Android

Muchos usuarios reportan que cada nueva actualización del sistema, la batería de sus teléfonos dura menos, incluso en teléfonos nuevos. Si has hecho todo lo que hemos indicado, o al menos los dos primeros pasos, ya se puede comenzar con la actualización de forma regular y simplemente tener paciencia hasta que esta termine. Y estarás seguro que de todo irá bien ya que todo estará controlado al realizar las operaciones antes de actualizar tu terminal Android (por cierto, apuntar en qué lugares estaban los iconos del escritorio no está de más, así sabrás luego donde va todo). Antes de hacer nada, y darle a Aceptar para que comience la instalación, es más que recomendable realzar una copia de seguridad de los datos que se tiene en el teléfono o tablet Android. Lo óptimo es copiar el contenido de las carpetas esenciales, como por ejemplo DCIM y donde se tenga la música, directamente en el ordenador -tienes que conectar por lo tanto el terminal-. En el caso de Android, y su tienda oficial de aplicaciones Google, recientemente se añadió una ventana desplegable en la que, ahora sí, los desarrolladores pueden informar en cada nueva actualización sobre los cambios que han llevado a cabo sobre su aplicación.