Vamos De Polis Pelicula

Podría parecer que esta es la última película sobre las aventuras de 2 compañeros policía, pero hay un inconveniente, ninguno de los dos lo es. Cuando los dos amigos se disfrazan de agentes de la ley para una fiesta de disfraces se convierten en la sensación del barrio. Al ver el inmenso poder que les proponen estos uniformes los 2 compañeros deciden aprovecharse al límite de esta nueva situación de autoridad. Pero en el momento en que estos dos héroes de nuevo tipo se ven enmarañados en una trama mafiosa de la vida real van a deber decidir si poner sus placas falsas en acción o faltar a su deber como falsos policías. Así que lo de poner a un Clown y a un Augusto en situaciones de poder para ridiculizar a la autoridad es tan viejo y efectivo que has de ser realmente zote como para que no te ande el asunto.Vamos de polisfunciona, y marcha bastante bien.

Desde ese instante, Justin Miller y Ryan O’Malley saborearán las ventajas de ser policías en Los Ángeles. Dos colegas se dan cuenta el poder de llevar un traje después de una fallida fiesta de disfraces. Para interpretar la cinta, Greenfield cuenta con dos actores que han alcanzado el éxito merced a las serie New Girl, ellos son Jake Johnson y Damon Wayans Jr. El primero de ellos es quizás el mejor se lo pasa en la cinta, Wayans Jr. hace un poco de estereotipo y no se le ve disfrutar tanto como a su compañero, el cual transporta también a buen puerto todas y cada una de las gracias de la cinta. Es una lástima que aparezca por aquí Andy García pues un actor de su categoría no debería aparecer en estas aberraciones.

Los mejores instantes son donde los 2 están vestido de policías y se ponen llevar a cabo gamberradas por la localidad, el resto es bien simple como saltar a la comba. Cuando 2 amigos se visten como agentes de policía para una celebración de disfraces, se transforman en la sensación del barrio. El problema llega en el momento en que estos “héroes” se meten en un lío peligrosísimo con mafiosos y detectives corruptos de por medio. Dos amigos acuden a una fiesta de disfraces vestidos de policías. Tras causar sensación en su vecindario con los uniformes, ambos deciden sacar beneficio de su falsa identidad, hasta el momento en que se ven envueltos en un embrollo entre mafiosos y detectives corruptos.

Si Disfrutas Esta Película, Te Aconsejamos:

Este último intentaba explicarle la desaparición del artista Otis Rending mientras estaba completamente bebido durante una fiesta. Se puede decir veloz y corriendo, Vamos de polis es bastante mala. Es otra película que tendría que haber ido de forma directa a DVD pero no sabemos el por el hecho de que no lo ha hecho. Si es cierto que tiene algún toque de gracia y algunos momentos de lucidez, pero todo lo que se ve en ella se vió en tantas y tantas películas que ya cansan.

Tras ocasionar sensación en su barrio con los uniformes, los dos deciden sacar provecho de su falsa identidad…. Vamos de polis, es la descacharrante aventura de dos colegas que se dan cuenta el poder de llevar un traje tras una fallida celebración de disfraces. Desde ese instante, Justin Miller (Damon Wayans Jr.) y Ryan O\’Malley saborearán las ventajas de ser policías en Los Ángeles. Mubis es el lugar de reunión de los interesados del cine y el Blu-ray. En mubis lograras comentar las últimas novedades, crear tu colección de películas y series, saber de cuando salen las que esperas, comunicar tus opiniones y comprobar las valoraciones de la red social antes de decidirte. La descacharrante aventura de 2 colegas que se dan cuenta el poder de llevar un traje tras una errada celebración de disfraces.

Commercial Actor #2

Jamás me han dado gusto las comparaciones, pero si es verdad que esta cinta semeja que ha querido engancharse a la tendencia que puso Infiltrados en la facultad de comedia gamberra de america. La cinta de Philip Lord y Chris Miller es una película que entretiene desde el minuto uno y lo prosigue realizando a lo largo de los créditos finales. Cansa mucho el tener que ver constantemente exactamente las mismas situaciones en todas las películas, semeja que la carencia de originalidad se ha instaurado en Hollywood. En definitiva, Vamos de polis es una película que debería estar en los videoclubs antes que en los cines, pero que no sé sabe muy porque pasa del revés. Una película desganada y con poco mucho más que dar a un género que no halla el sendero para despegar. Derek Waters, creador de la página web serie \’Drunk History\’ donde un actor borracho intenta narrar un hecho de la historia de america mientras que otros actores lo interpretan, se inspiró en un suceso que le ocurrió junto al actor Jake Johnson.

Es entonces en el momento en que empiezan a hacerse pasar por polis para divertirse, sin caer en la cuenta que un mal giro puede lograr que su vida corra riesgo. Quizás lo más divertido de la cinta sea el inicio de la misma, cuando durante unas vistas de la ciudad de Novedosa York, suena la canción I want it that way de los Backstreet Boys. Después de eso, la música pesada y las situaciones cómicas empiezan a repetirse sin frenos, lo único malo es que muchas de ellas, por no decir todas, no hacen gracia.

Director

Sí, lo hace un director como Greenfield y con un hermano Wayans y otro actor (destacable Jake Johnson, el robaescenas de la función) poco conocido. A fin de cuentas a ciertos ya nos valen rechistes a costa de \’Dos policías rebeldes\’, \’Loca academia de policía\’ o \’Tango y Cash\’. Rechistes buenos , canciones estupendas y la sensación de juerga de fin de curso en el rodaje. También podría ser la versión mainstream de aquella ahora olvidada cosa indie titulada \’Me agradan los uniformes\’… 2 amigos de 30 años asisten a una fiesta de disfraces, vestidos de policías, para olvidar que su historia no da el giro que ellos quieren. Tras la desastrosa celebración, los 2 pasean por la calle dándose cuenta que todos piensan que son polis.

vamos de polis pelicula

Luke Greenfield intentó copiar, por de este modo decirlo, Infiltrados en la facultad. Pero la principal diferencia entre una y otra es que la primera no posee gracia y la segunda no paras de reír. De hecho, esta Vamos de polis podría ser de manera perfecta entre las referencias que hacen al final de Infiltrados en la universidad en los créditos. No es una película con la que no vayas a parar de reír, pero si que tiene unos cuantos golpes buenísimos.

Sugiero la película, eso si, para una tarde de domingo poco entretenido en el hogar. El primer trabajo como actor de Damon Wayans Jr. fue en la película \’Blankman\’ que protagonizaba su padre, además de esto también logró múltiples visualizaciones e inclusive estuvo dentro del equipo de argumentistas de la serie protagoniza por su padre \’My Wife and Kids\’. Fotogramas participa en múltiples programas de afiliación de marketing, lo que significa que Fotogramas recibe comisiones de las compras hechas a través de los backlinks a sitios de los comerciantes. Tiene una primera parte que te partes de risa, pero en la segunda pierde fuelle y empieza a desvariar.

Tiene el derecho a mantenerse en silencio y, durante una gran parte de \’Vamos de polis\’, lo estará. Con guion y dirección de Andrew Niccol (El señor de la guerra) nos…